Sistemas de calefacción en Valencia

SISTEMA DE CALEFACCIÓN CALDERA Y RADIADORES

Los radiadores reparten el calor de forma homogénea por toda tu casa, aportando el calor a tu medida y permitiéndote regular la temperatura y ajustar los horarios de encendido y apagado automáticamente, consiguiendo un ahorro en tu consumo. El sistema de calefacción se hace con una instalación rápida y sencilla gracias a uno de nuestros instaladores se ocupará de que todo esté listo para funcionar en  un par de días y sin grandes obras.

A diferencia de algunos sistemas de aire, los radiadores no consumen el aire interior de la vivienda ni suponen ningún problema para personas con afecciones alérgicas o respiratorias, dando lugar a un ambiente más sano en todo tu hogar.

SUELO RADIANTE

El suelo radiante de hecho es uno de los sistemas de distribución de calefacción más eficientes que existen. Basa su eficiencia en la amplia superficie de emisión de la que dispone. Gracias a esta amplia superficie, el suelo radiante no requiere de una temperatura tan elevada para funcionar como los radiadores. Éstos necesitan el agua a unos 80ºc, mientras que el suelo radiante puede funcionar sobre los 45ºC. El ahorro de energía y, por consiguiente de gasto en energía, es más que considerable.

La principal característica del suelo radiante, es que no se ve, ni levanta aire ni polvo. Y no se ve porque consiste en un circuito hidráulico que circula bajo el suelo. La no existencia de radiadores facilita la limpieza, la instalación de los muebles, y elimina el peligro que los niños se golpeen contra las esquinas. La climatización por suelo radiante ofrece ventajas tanto para la construcción como para el usuario, además de un alto grado de seguridad.

Las ventajas del suelo radiante por agua para el cliente son:

  • Ahorro energético significativo.
  • Ahorro en el mantenimiento.
  • Alto grado de confort: el calor se reparte de forma homogénea en toda la estancia. El calor se emite desde toda la superficie del suelo, y no desde un punto único.
  • No genera polvo, ni acumula suciedad, y evita la aparición de ácaros. Por esta razón, el suelo radiante está recomendado en instalaciones como guarderías, residencias de ancianos y hospitales.
  • Es el único sistema de calefacción recomendado por la Organización Mundial de la Salud, por su limpieza, y su ausencia total de ruidos.
  • Eficiencia energética y respeto por el medio ambiente, ya que la instalación de suelo radiante requiere una baja temperatura.

Las ventajas del suelo radiante por agua para la construcción:

  • Permite optimizar el rendimiento térmico del edificio con la máxima eficiencia tanto en invierno (calor) como en verano (frío).
  • Aumenta la superficie útil del edificio al no necesitar elementos en superficie como los radiadores.
  • Ofrece total libertad para el diseño y decoración de interiores.

La instalación de suelo radiante se puede combinar con fuentes de energía renovables como la energía solar térmica y la geotérmica.

ENERGÍA SOLAR TÉRMICA

Los sistemas de energía solar para uso doméstico pueden ser instalado prácticamente en cualquier casa o propiedad. La energía solar en el hogar puede usarse de dos formas distintas.

  1. La primera es el uso calentadores solares para transformar la energía del sol en calor, para producir agua caliente.
  2. La segunda es el uso de paneles o módulos de celdas fotovoltaicas para generar electricidad que se usará en cubrir las necesidades del hogar.

Una de las mayores ventajas de las instalaciones fotovoltaicas es que son fácilmente adaptables a cualquier tipo de vivienda u oficina ya construido. Además no producen gases contaminantes, ruidos, o residuos

Los paneles solares se pueden montar en azoteas, en postes o directamente en el suelo. Se monte donde se monte, la estructura que los soporta ha de ser estable y duradera, además deberá de ser capaz de aguantar las condiciones climáticas externas tales como lluvia, viento, nieve, etc. Debido a la expansión que están teniendo las energías renovables, existen una gran variedad de soportes, estructuras  y formatos de paneles solares que nos permiten ponerlos casi en cualquier parte del edificio siempre manteniendo la estética y el valor arquitectónico. Sitios tales como la fachada, tejados inclinados o en las azoteas e incluso existen tejas fotovoltaicas que podrían sustituir a las tradicionales.